dissabte, 19 de gener de 2008

Testimonis: Miquel Adillón

"Cené con ellos y por la noche asistimos a un mitin antifascista en un teatro del pueblo. Mi primo me presentó a los organizadores y me ofrecieron tomar la palabra en nombre del POUM. Era la primera vez que hablaba en público y no debí de hacerlo mal ya que fui muy aplaudido. Hablé de la necesidad de formar un ejército del pueblo, con oficialidad salida del pueblo, a fin de conseguir las fuerzas que serían necesarias para conservar la revolución y defenderla de nuevos fascismos. Una unión de todos los partidos para ganar la guerra."

"La batalla del Ebro era el último coletazo de un ejército vencido en las trincheras. El ejército de una República vencida en los parlamentos europeos. Las esperanzas de que situaciones internacionales y de la Sociedad de Naciones, vinieran a salvar la República, aunque fuera a través de un armisticio, se esfumaron. Las naciones democráticas temían a Hitler y a Musolini, pero más temían aún a Rusia y a Stalin. Cuando, después de dos meses largos de encarnizada lucha, el Ejército Republicano derrotado fue obligado a desalojar la cabeza de puente del Ebro, la guerra estaba sentenciada".
Miquel Adillón i Baucells. Autobiografia. El último soldado del POUM. Autoeditat
El meu sincer record per en Miquel Adillón (1921-2007)
Jordi Roca

La segona edició del llibre (maig 2007) es pot comprar aquí.

1 comentari:

Roi ha dit...

Un llibre molt recomanable. Una gran persona l'avi Adillón.